Los deportes de motor en los genes

17/03/16 / Sponsor

Los deportes de motor en los genes

Fórmula E, DTM & WEC

Los deportes de motor ayudan al grupo en su apuesta por la innovación, permitiendo poner a prueba sus productos de precisión en las condiciones más extremas y aplicando los conocimientos adquiridos en la mejora de la calidad de sus productos y en las prestaciones de estas piezas de cara al usuario final.

Fòrmula E: Esta temporada Schaeffler compite en la novedosa Formula E junto a ABT Sportsline. Inaugurada en 2014, esta competición con sus vehículos totalmente eléctricos está revolucionando los deportes de motor. Involucrado desde el primer día, Schaeffler ha desarrollado, de la mano de su socio, el sistema de propulsión “ABT Schaeffler FE01”.

DTM: El DTM es una de las categorías de turismos más importantes del mundo y una de las series de automovilismo internacional más populares. La participación de Schaeffler en el campeonato, junto al fabricante Audi, tuvo un estelar inicio en 2011 al comenzar con una victoria de la mano de Martin Tomczyk. Esta temporada el grupo compite con el Audi RS 5 DTM, el cual se compone de unas 4.000 piezas, y una vez más de la mano de Mike Rochenfeller, piloto que obtuvo la victoria para Schaeffler en 2013.

WEC: Como socio oficial de Porsche, Schaeffler participa desde 2014 en el Campeonato Mundial de Resistencia, WEC, con el Porsche 919 Híbrido. Aunque reciente la colaboración, el éxito no se hizo esperar, ya que en 2015 el equipo celebró un doblete en Le Mans, uno de los retos más difíciles en los deportes de motor a nivel mundial. El WEC es una competición de automovilismo de velocidad y resistencia, con cuatro categorías de coches deportivos: dos prototipos y dos de coches GT. Nuevas regulaciones que limitan la cantidad de energía utilizable fueron introducidas en 2014, haciendo la eficiencia energética y la tecnología vanguardista elementos decisivos de la competición.