Volante bimasa con péndulo centrífugo

18/01/16 / LuK

Volante bimasa con péndulo centrífugo

El Volante Bimasa es sin duda uno de los grandes hitos tecnológicos de Schaeffler Automotive Aftermarket.

MADRID, 4 de enero, 2016. Las nuevas tendencias tecnológicas de los constructores de automóviles plantean un reto constante a la industria de componentes. LuK, como líder mundial en tecnologías de transmisión, marca un nuevo hito con el volante bimasa con amortiguador de péndulo centrífugo, el desarrollo que garantiza un funcionamiento óptimo en los propulsores de última generación, gracias a su mayor capacidad de absorción de vibraciones.

El Volante Bimasa es sin duda uno de los grandes hitos tecnológicos de Schaeffler Automotive Aftermarket. Desarrollado por LuK a mediados de los años 80, se haconvertido en el elemento clave para toda una generación de motores gracias a una capacidad de aislamiento y absorción de par sin precedentes. Tras 50 millones de Volantes Bimasa producidos, las especificaciones de los motores de nueva generación indicaban que era el momento de un nuevo salto tecnológico. La nueva situación viene marcada por propulsores más pequeños (downsizing), motores tricilíndricos y bicilíndricos, mayor par motor y menor espacio disponible.

Péndulo centrífugo: La respuesta de Luk

Una vez más, LuK ha aceptado el reto de la industria. Para ello, ha desarrollado el Volante Bimasa con péndulo centrífugo, un componente capaz de cumplir con los requerimientos de los últimos propulsores, gracias a su mejorada capacidad de amortiguación de vibraciones a todos los regímenes. La amortiguación mediante péndulo centrífugo permite reducir las vibraciones hasta en un 60% en todos los regímenes con un incremento de peso de solo un kilogramo. Además, al ir alojado entre ambas masas no requiere espacio adicional.

La polivalencia de este sistema permite operar a velocidades muy reducidas sin sacudidas ni vibraciones, lo que se traduce en cambios de marcha más eficientes y un considerable ahorro de combustible y emisiones, hecho de gran importancia ante las restricciones que impone la norma Euro 6. Con el Volante Bimasa con péndulo centrífugo, LuK ha hecho posible que los nuevos propulsores funcionen de manera suave y eficiente, con unos estándares de confort de conducción a la altura de los constructores más exigentes. Un nuevo hito en la historia del automóvil.

Un parque de un millón de vehículos

El Volante Bimasa con péndulo centrífugo comenzó su producción en 2008. Desde entonces, más de un millón de automóviles equipan esta tecnología, de la que Luk es el único fabricante. En el catálogo de embragues de LuK podemos encontrar ya las referencias para reposición del 100% del parque rodante, y debido a la fuerte tendencia de la industria hacia el downsizing y la reducción de consumos y emisiones, son cada vez más los constructores que se decantan por esta tecnología.

Volante con péndulo centrífugo. Principio de funcionamiento

El péndulo centrífugo es un amortiguador que se adapta a la velocidad cuya rigidez efectiva operativa es proporcionada por las fuerzas centrífugas generadas durante el funcionamiento. Las masas del péndulo están suspendidas mediante pernos, que se mueven en trayectorias arriñonadas en las masas del amortiguador y en la brida del Volante Bimasa. Las masas no giran en relación con la brida sino que todos los puntos del péndulo describen la misma curva. La frecuencia natural del péndulo es proporcional a la velocidad. El péndulo centrífugo es un amortiguador con un sistema de masas de muelles secundario fuera del flujo de energía que se mueve haciendo frente a las vibraciones y las anula.