El volante bimasa (DMF) número 100 millones de LuK acaba de salir de la línea de producción

31/01/15 / LuK

El volante bimasa (DMF) número 100 millones de LuK acaba de salir de la línea de producción

TEMOT World Insight habló con Gerd Eggebrecht, Category Management Transmission en Schaeffler Automotive Aftermarket, sobre la importancia del DMF y su potencial para distribuidores y talleres.

Sr. Eggebrecht, acaba de salir de la línea de producción el volante bimasa número 100 millones de LuK. ¿Qué hace especial al DMF? ¿Qué explica la historia de éxito de este producto?

“Permítame que empiece haciendo una pequeña digresión y explicando cómo funciona el volante bimasa de LuK. Antes del DMF, que se empleó por primera vez en el BMW 525e hace treinta años, los discos de embrague con amortiguadores de torsión eran el único modo de reducir las vibraciones de torsión. En lugar del volante sólido entre el motor y la transmisión que se usaba hasta entonces, el DMF emplea un volante dividido en dos masas, es decir, el DMF se divide en una masa de inercia primaria (lado del motor) y una masa de inercia secundaria (lado de la transmisión). Ambas masas están conectadas mediante unidades de muelles/amortiguación, y ahí radica la historia de éxito del producto. El DMF de LuK fue el primero que tuvo éxito en hacer posible un cambio radical de las velocidades críticas del motor (frecuencias de resonancia del motor, transmisión y/o carrocería) a niveles por debajo del ralentí. En resumidas cuentas, esto significa que redujo las vibraciones y los ruidos para obtener una mayor comodidad de conducción. Además, el DMF contribuye de manera vital a reducir el CO2 y ahorra combustible, dos factores decisivos que contribuyen al éxito del producto en el mercado”.

¿Existen tecnologías comparables en el mercado?

“Con un producto de tanto éxito como el volante bimasa de LuK, es inevitable que otras empresas saquen al mercado soluciones alternativas. A la hora de exponer motivos para usar estos productos de sustitución, especialmente en vehículos más antiguos, a menudo se mencionan los beneficios de precio o, con vehículos usados en condiciones de carga elevada, su mayor vida útil. Sin embargo, a menudo ocurre justo lo contrario. En este contexto, recomendamos encarecidamente no instalar un volante sólido en lugar de un DMF. ¿Por qué? Porque no sólo cabe esperar una reducción de la comodidad de conducción, sino que también, y aún más importante, puede tener un efecto negativo en la vida útil de otros componentes de la cadena cinemática. Los daños pueden ser desde cigüeñales rotos hasta un desgaste extremo del eje de transmisión, pasando por rodamientos de transmisión averiados”.

¿Por qué los fabricantes de vehículos dependen aún hoy del DMF de LuK al desarrollar un nuevo vehículo?

“Con 100 millones de volantes bimasa de LuK, Schaeffler es el líder indiscutible del mercado. LuK no sólo inventó el volante bimasa, sino que también ha trabajado para seguir desarrollándolo durante las últimas tres décadas. Por ejemplo, una importante mejora en la amortiguación de vibraciones se consiguió con la integración de un amortiguador centrífugo de tipo péndulo. Esta nueva tecnología de referencia, introducida en 2008, aumentó la capacidad de amortiguación del DMF incorporando un componente adicional dependiente de la velocidad del motor. El DMF centrífugo de tipo péndulo de LuK ocupa aproximadamente el mismo espacio que un DMF tradicional y puede instalarse donde ya hay montado uno. Combinado con el aislamiento básico de vibraciones mediante el sistema muelle-masa del DMF, logra una tasa de amortiguación de más del 90 por ciento. El resultado es que los vehículos pueden conducirse con comodidad incluso a bajas velocidades del motor, lo que permite a los ingenieros diseñar relaciones de transmisión más largas para un consumo de combustible más eficiente. Por cierto, esto es lo que sucede en las transmisiones tanto manuales como de embrague doble”.

Sr. Eggebrecht, ¿qué potencial ve para distribuidores y talleres en los próximos años?

“Hoy en día, sólo en Europa, existen más de 85 millones de vehículos equipados con un DMF. Esta cifra incluye vehículos con transmisiones manuales, vehículos diésel y vehículos que utilizan el embrague doble de LuK. Por lo tanto, las soluciones de reparación disponibles de Schaeffler Automotive Aftermarket proporcionan un enorme potencial tanto para distribuidores como para talleres. La cadena cinemática es un importante sistema del vehículo con un equilibrio delicado, y el volante bimasa es parte fundamental del mismo. Los ingenieros de Schaeffler trabajan muy estrechamente con equipos de desarrollo de los fabricantes de vehículos para ajustar los componentes de su cadena cinemática a cada vehículo concreto. Por eso recomendamos encarecidamente usar recambios originales en lugar de otras alternativas o kits de conversión supuestamente más asequibles, ya que con frecuencia las soluciones baratas al final acaban saliendo caras”.

¿Cómo ayudan a los talleres con información sobre la tecnología del DMF?

“En el lado del producto, ponemos a su disposición una completa solución de reparación con nuestro LuK RepSet DMF, que viene con todos los componentes ajustados de forma óptima para funcionar juntos. Los problemas que pueden tener lugar al combinar piezas de distintos fabricantes, por ejemplo, no se producen con esta solución. Además, la herramienta especial LuK DMF permite probar las funciones básicas del DMF mientras todavía está en el vehículo, midiendo la holgura y el ladeo. Esta mejora con respecto a los resultados de una prueba visual permite a los talleres que sustituyen un embrague determinar si el DMF también tiene que sustituirse o no. ¿Por qué? Porque un DMF desgastado y dañado destruirá inevitablemente el nuevo embrague. Aparte de esto, ofrecemos una amplia gama de material informativo para ayudar a los talleres: desde seminarios especiales de formación hasta folletos e información de servicio técnico, pasando por la DMF CheckPoint App, que en unos pocos segundos muestra las configuraciones correctas del par de los pernos y las tolerancias operativas de holgura y ladeo para cada volante bimasa de LuK. Así que, como puede ver, ofrecemos todo lo que el taller profesional necesita”.

Sr. Eggebrecht, gracias por hablar con nosotros.