El mantenimiento de furgonetas con Schaeffler

Hoy nos vamos a centrar en 5 de las soluciones de mantenimiento más populares para furgonetas de la oferta de Schaeffler. Porque, en este sector, las operaciones de mantenimiento deben ser rápidas y duraderas. ¿El motivo? Los tiempos de inactividad tienen un coste muy alto.
 

CV_Visual_LCV_1634x919px.jpg

En el caso de un vehículo comercial funcionando a pleno rendimiento, un solo día puede suponer hasta 1.000 € por vehículo. Si a esta cantidad añadimos el coste de la reparación, entendemos por qué es necesaria una solución al mantenimiento de furgonetas. Y es precisamente aquí donde entra Schaeffler, con sus soluciones de mantenimiento pensadas para ofrecer una respuesta completa y específica para transmisión, motor o chasis.

1. Mantenimiento eficaz de la distribución auxiliar (FEAD)

En los motores actuales la distribución auxiliar tiene una importancia creciente. Cada vez son más los sistemas que dependen de su correcto funcionamiento. Además, la tendencia del downsizing está incrementando el volumen de vibraciones del motor y reduciendo el espacio disponible. Ante esta situación, es más importante que nunca que todos los componentes del sistema funcionen en total armonía, y sean sustituidos antes de que produzca una avería. INA FEAD Kit es la solución de mantenimiento de Schaeffler para el sistema auxiliar. Incluye, en una sola caja, todos los componentes del sistema que están sometidos a desgaste y es necesario sustituir: Correa trapezoidal, tensor, poleas y todos los accesorios necesarios para realizar la operación, incluyendo, si es necesario, la bomba de agua.

2. Calidad sin compromiso: componentes de suspensión y dirección para las condiciones más duras.

Conducir miles de kilómetros sobre baches y bordillos mientras se transportan cargas pesadas también implica que la suspensión y dirección estén sujetas a niveles altos de desgaste. Para hacer frente a los desafíos diarios del negocio del transporte, Schaeffler ha desarrollado una gama de componentes de suspensión y dirección especialmente resistentes, producto de un esmerado proceso de mejora que comienza en el diseño mismo de la pieza.

3. Simplificar el cambio de rodamiento de rueda

Schaeffler ha desarrollado una herramienta especial que permite que el muñón de la dirección permanezca en el vehículo durante la reparación del cojinete de la rueda. Solo se reemplazan los rodamientos y ya no es necesario alinear las ruedas después del montaje. Como resultado, se ahorra un 60% de tiempo respecto a una intervención convencional. Esta solución de mantenimiento FAG contiene todas las piezas necesarias, y está disponible para los modelos Mercedes-Benz Sprinter, Viano, Vito y Volkswagen Crafter.

4. Reparar la caja de cambios con LuK GearBOX

Muchas averías de la caja de cambios comienzan con daños en uno de sus rodamientos. Se trata de un detalle que nunca debe tomarse a la ligera. Se hace notable a través de un ruido de raspado o molido en la transmisión. Si no se repara la caja de cambios en ese momento, puede derivar en un avería grave. Para que esta situación no implique enviar el vehículo a un taller especialista, Schaeffler ha desarrollado LuK GearBox, una solución integral de mantenimiento que contiene todos los componentes necesarios para que un profesional de la mecánica general pueda llevar a cabo la reparación de la caja de cambio con un coste contenido con total seguridad y fiabilidad.

5. Un embrague con mayor vida útil gracias a LuK RepSet DMF

En su día a día, las furgonetas están sometidas a un uso intensivo. Sus diferentes componentes deben ofrecer una elevada resistencia al desgaste y al trato más exigente. La transmisión es uno de los sistemas más expuestos, y debe estar operativa durante muchos kilómetros sin síntomas de desgaste o averías. Para dar respuesta a esta necesidad, Schaeffler ha desarrollado una versión especial de su volante bimasa (DMF) diseñado para manejar cargas elevadas. Incluye un limitador de par para mitigar el efecto de los picos repentinos de carga, mediante el deslizamiento de la brida interior. El resultado es una vida útil más larga, menos reparaciones y averías.
​​​​​​​