Schaeffler en el campeonato de Fórmula E de la FIA

Vídeo, 3.14, 8 MB

El ABT Schaeffler FE01 está listo para inaugurar la temporada de Fórmula E

MADRID, 24 de agosto de 2015. La Fórmula E está a punto de empezar su segunda temporada. Hoy y mañana tienen lugar las pruebas finales de pretemporada en Donington (Reino Unido) antes de que los monoplazas completamente eléctricos se carguen y se envíen a Pekín (China). Cuando todas las luces rojas se apaguen para dar inicio a la carrera en el centro de la capital china, el 17 de octubre, comenzará para Schaeffler una nueva era en el automovilismo. Como socio de tecnología exclusivo del equipo ABT Sportsline, la empresa ha desarrollado la transmisión del nuevo “ABT Schaeffler FE01”.

Mientras que en la temporada inaugural de la Fórmula E todos los equipos seguían compitiendo con vehículos de especificación estándar, para la temporada 2015/2016 se ha permitido desarrollar toda la transmisión. Su elemento central es el motor eléctrico llamado “ABT Schaeffler MGU 01”. El proyecto se centró en conseguir la mejor eficiencia posible, una alta fiabilidad y una óptima gestión térmica gracias a la refrigeración modificada. “Nuestro motor tiene mejor par y mejor eficiencia que su predecesor”, comenta el Prof. Peter Gutzmer, que, como Director de Tecnología, es responsable de los desarrollos en Schaeffler y se enfrentó a un calendario apretado: “Las primeras reuniones tuvieron lugar más o menos hace diez meses, y tan sólo medio año después se fabricaron las primeras piezas. Los plazos son ajustados, como suele ocurrir en el automovilismo, pero vamos al ritmo previsto”.

Schaeffler también desarrolló una nueva transmisión coordinada con el motor y fabricada por Hewland, socio de renombre de la empresa, según especificaciones especiales. Dicha transmisión es más rígida y más compacta. Para conseguir el objetivo de minimizar el número de cambios de marcha por vuelta, los ingenieros optaron por una variante de tres velocidades. La suspensión también se ha optimizado y ahora presenta una mayor rigidez y una mejor cinemática. La pieza que conecta todos los elementos es el software recién desarrollado que gestiona la interacción entre todos los componentes. La perfección de su funcionalidad ha sido uno de los principales aspectos de las pruebas.

“Desde el principio tuvimos claro que no haríamos nada a medias. Por eso consideramos todos los ámbitos especificados por las normas y desarrollamos nuestras propias soluciones optimizadas junto con nuestros socios”, declara el Prof. Peter Gutzmer. Es un estándar al que Schaeffler también se compromete fuera del automovilismo.

Según Gutzmer: “La movilidad eléctrica en su conjunto, incluyendo tanto las soluciones híbridas como la conducción totalmente eléctrica, definirá significativamente la movilidad del futuro. El compromiso de la Fórmula E es un modo ideal de estar a la vanguardia de esta tecnología y ofrece un ejemplo: queremos que nuestros ingenieros superen los límites y busquen la competición, tanto en la producción como en el automovilismo”.

Schaeffler se implicó en la Fórmula E como socio del único equipo alemán desde el primer día y ahora da otro paso más. “La colaboración con ABT Sportsline es excelente. El equipo se consolidó en la primera temporada, lleva a cabo su trabajo de una manera profesional y orientada al éxito y es el embajador perfecto para nuestra visión de la movilidad del mañana”, afirma Gutzmer.

Con los conductores, el equipo, que se ha registrado oficialmente con el nombre de “ABT Schaeffler Audi Sport”, también ha optado por la continuidad. Al volante de los vehículos eléctricos llamados ABT Schaeffler FE01 se volverán a sentar Daniel Abt (22) y Lucas di Grassi (31), quienes consiguieron el tercer puesto en el campeonato de constructores en la primera temporada. Lucas di Grassi luchó por el campeonato de pilotos hasta la última de las once carreras. Ningún otro piloto se subió al podio durante la temporada tantas veces como el sudamericano con los colores de Schaeffler.

Tras la apertura de la temporada en Asia, la Fórmula E se embarcará en un tour mundial por Sudamérica, Norteamérica y Europa. La ronda en el corazón de la capital francesa, París, será nueva en el calendario. La ronda en casa, desde el punto de vista de Schaeffler, se celebrará en Berlín el 21 de mayo. Para la final, los 20 pilotos se enfrentarán en Londres (Reino Unido) durante el primer fin de semana de julio.