Consejos de manipulación del volante bimasa (II)

Consula_Julio.jpg

¿Qué precauciones debemos tener a la hora de manipular y montar un volante bimasa? (parte 2)

Es importante tener en cuenta que el volante Bimasa (DMF) está formado por varios componentes ajustados con precisión entre sí. A pesar de su construcción compacta, dichos componentes pueden deteriorarse debido a circunstancias externas.

Además de las precauciones generales que indicamos en la última consulta del mes, vamos a añadir tres nuevos consejos técnicos que servirán para evitar fallos prematuros y reclamaciones por ruidos y vibraciones:
 
  1.  No es posible rectificar la superficie de fricción del bimasa. Ya que se provocaría el debilitamiento de la citada superficie impidiendo que se pueda garantizar su correcto funcionamiento.
     
  2. Se deben utilizar los tornillos de longitud correcta para el embrague. Unos tornillos de fijación del plato de embrague demasiado largos pueden rozar contra la masa primaria del volante, produciendo ruidos y pudiendo llegar incluso a bloquear el volante. Los tornillos demasiado largos también dañan el rodamiento de bolas o lo sacan de su asiento.
     
  3. Es necesario emplear siempre tornillos de fijación nuevos. Los tornillos que fijan el volante bimasa al cigüeñal es de un solo uso.