Selección de rodamientos de rueda a montar

Publicación

consulta_mayo2_ds15872.jpg
consulta_mayo_ds15872.jpg
Esta vez resolvemos dudas sobre la correcta selección de rodamientos de rueda a montar

Los rodamientos siguen un proceso de diseño específico en el que se tienen en cuenta las diferentes condiciones de trabajo a las que estarán sometidos. Entre estas condiciones están las cargas axiales y/o longitudinales, la temperatura de trabajo o, incluso, el tipo de lubricación.

La elección incorrecta de un rodamiento puede resultar en que éste se encuentre en unas condiciones de trabajo inadecuadas para las que fue diseñado. En consecuencia, se pueden generar cargas excesivas que impliquen mayores desgastes.

Un ejemplo lo podemos encontrar en el tipo de grasa que se aplica al rodamiento en su fabricación. La elección se hace en función de la temperatura, velocidad, vibraciones o cargas para las que se ha diseñado el rodamiento. Si, por ejemplo, el rodamiento está sometido a velocidades de rotación mayores para las que ha sido diseñado, la grasa ofrecerá resistencia y por lo tanto aumentará la temperatura. En este caso se producen efectos colaterales como una disminución de la lubricación que puede terminar en que el rodamiento se gripe.